El Parque de La Gavia en 2010. Las fotos del parque de Toyo Ito

Madrid debería tener un nuevo parque, el Parque de la Gavia, sobre uno de los arroyos principales del río Manzanares. La realidad es hoy bien distinta a la planteada hace ahora justo un año, cuando el arquitecto coreano Toyo Ito inaugurara junto a Alberto Ruiz Gallardón el comienzo de las obras.

Hoy el Parque de la Gavia debería ser un nuevo espacio de biodiversidad para un entorno residencial sostenible. Al menos eso es lo que rezaban los panfletos del Ayuntamiento de Madrid. La realidad es hoy bastante distinta, denunciada ya por vecinos y por partidos políticos. Del parque prometido, con innovadores árboles de agua, estanques rodeados de cerezos, pinos y encinas, de los frondosos bosques de biotopos y excelencias sostenibles, hoy queda un parque más bien simplón, a medias de empezar, desierto de visitantes y cuya mayor innovación es un estanque de agua que ya existía en el lecho del arroyo de la Gavia.

Estas son las fotos de algo que bien le podría pasar al Parque Lineal, el parque madre de todos los que van a parar al río Manzanares.

arroyo de la gavia en parque de la gavia
El lecho del arroyo de la Gavia permanece seco en su tramo inicial

Ayer, en teoría, deberíamos habernos encontrado árboles de agua, tilos, cerezos e incluso una lámina de agua con acabado “suhama“, como memoria del arroyo de la Gavia. Memoria porque simplemente lo han transformado en un estanque con una playa de las de aquella manera.

Ayer deberíamos haber encontrado árboles de agua tratando de imitar el fino trabajo de depuración que la naturaleza siempre ha hecho con el líquido elemento. Especies de lejanos países reintroducidas en un ecosistema que no es el suyo, tratando de buscar una belleza que ya estaba escondida bajo el abandono que condena a los paisajes que tienen la desgracia de circundar al Parque Lineal.

árboles de agua
Los sistemas de drenaje y depuración tenían un cierto aspecto de abandono

Pero lo que encontramos fue un parque realmente vulgar y mediocre, sendas con grava, montañas de escombros cubiertas de tierra y un estanque de patos pero sin patos. Los arbustos autóctonos, asalvajados como los indios apaches, para variar, ocultaban a los tilos y cerezos que, de estar, eran invisibles. Digo yo que morirían con las botas puestas.

De este panorama sólo sobrevive una cosa cierta: los dos millones y medio de euros que ha costado a todos los madrileños la primera fase y que lucían ayer mismo como se ve en las fotografías. Ni árboles de agua, ni depuración espontánea, ni equilibrio, ni biodiversidad, ni nada parecido. La razón, sencilla, no hay dinero y el Parque de la Gavia está paralizado a juzgar por las vallas arrancadas, las tapas de los registros hundidas y las tierras desplazadas por las torrenteras de las muy escasas lluvias.

chabolas
El arroyo de la Gavia no sale al exterior, en su lugar un pequeño estanque rodeado por una grupo de chabolas

La financiación que iba a nacer para el Ayuntamiento de Madrid desde la urbanización de los cercanos terrenos de Valdecarros, no ha cuajado. La puesta al día del mercado inmobiliario, descomunalmente sobredimensionado, ha obligado a muchos ayuntamientos a despertar de la orgía económica anterior para volver a poner los pies en el suelo. Madrid es un claro exponente de los graves problemas financieros de algunos municipios. Ahí están la tasa de basuras y las subidas en el IBI.

Y entonces, ¿se hace o no se hace un parque?

Claro que sí, pero parece que no debe hacerse así. El Parque de la Gavia nos vendía un proyecto de biodiversidad, ecológico y sostenible. A la vista está que no lo es, porque ni siquiera ha sido capaz de sostenerse a sí mismo.

vallecas parque de la gavia

Las infografías del Ayuntamiento sobre el Parque de la Gavia no parecen tener mucho que ver con el resultado real

Parques de autor, cuyo diseño nos cuesta un presupuesto entero. Especies de otras latitudes con una adaptación paisajística más que discutible. Playas artificiales, y reconducción del curso de agua del arroyo de La Gavia. Sistemas forzados, muy vistosos pero terroríficamente caros de mantener para el reciclado supuestamente “natural” de aguas. Todo ello más tendente al show que monta el Ayuntamiento de Madrid cuando dice que es sostenible, que a servir de algo real y operativo.

árboles de agua vallecas

El arroyo de la Gavia es ya en sí mismo un ecosistema fluvial que desemboca en el Manzanares, con una gran diversidad de biotopos y un potencial ciertamente prometedor. Sólo hay que desentubarlo y sacarlo al exterior, descontaminar la zona y eliminar los residuos más peligrosos. Tras eso y una labor de concienciación en la ciudadanía, el Parque, el campo de Madrid, funcionaría solo, como ha funcionado siempre.


Desarrollos urbanísticos del Sureste de Madrid

El arroyo de la Gavia fue hasta no hace tantos años, un lugar de alta actividad biológica y una de las cunas de la civilización de la urbe madrileña. La presión urbana de los últimos años y nuestro desprecio hacia los valores naturales e históricos hizo el resto. Integrar, Conservar y Proteger, son las acciones que el PEIMANSUR obliga a las actuaciones dentro del Tramo 2 del Parque Lineal y que deberían extenderse a toda la cuenca baja del Manzanares, donde el Parque de la Gavia se encuentra.

El camino de integrar la realidad histórica, el medio original, conservarlo y vigilar por su perdurabilidad a lo largo del tiempo, es, desde luego inmensamente menos glamuroso que el de traer a Toyo Ito, pero mucho más eficaz y eficiente, porque está integrado con el medio y es desmedidamente más económico, y a la larga, mucho más bello. Si hace un año el Ayuntamiento de Madrid hubiera seguido estos criterios -por otro lado los suyos propios- hoy tendríamos un Parque de la Gavia funcional, operativo, para disfrute y aprendizaje de todos los vecinos de Madrid, no este engendro que se queda a medias de ninguna cosa.

Mientras hacíamos las fotos de este reportaje nos dábamos cuenta que pisábamos lascas de silex por todas partes, cerámica probablemente del Hierro y, en definitiva, los restos milenarios de una vida que se agrupó en torno al arroyo de La Gavia. Desgraciadamente el entorno está tan acribillado de antiguas escombreras, que es imposible reconstruir visualmente lo que vieron sus antiguos pobladores. Ayudaría mucho ver encinares, el arroyo en su estado más parecido al original, un modesto centro de interpretación y la decidida intención de los responsables municipales de conservarlo y protegerlo a lo largo del tiempo. Con eso basta y serviría para esta generación y las futuras, quienes lo disfrutarían potenciado y crecido por la acción regeneradora del tiempo y del propio medio físico y natural, sin caros costes de mantenimiento.

Pero siempre nos convencen con arquitectos ilustres, árboles de agua, bancos de diseño, tilos y cerezos del Japón. Así nos va.

8 thoughts on “El Parque de La Gavia en 2010. Las fotos del parque de Toyo Ito

  • ¿Para cuando la terminación del Parque de la Gavia? Es una verguenza lo que han hecho y el dinero que llevan gastado en este parque, más valdría que hubieran hecho un parque normal.

    Los vecinos queremos disfrutar del parque y sigue sin terminarse ¿A que espera el Ayuntamiento?

    • Elena, para 31 de diciembre debería estar terminado. Con sus árboles de agua, tilos y demás parafernalia municipal.
      Es evidente que no va a estar y es probable que no lo esté nunca tal y como aparece en los planos.
      Estas cosas son las que convencen a la gente de que otro Parque Lineal es posible:
      El Plan B del Ayuntamiento de Madrid

  • retiro parte de lo que os dije en el primer comentario. no os enfadeis conmigo, por haber sido un poco precipitado, y sin haber leído todo lo que germina por vuestros trabajos. Estoy encantado de haberme infiltrado en vuestro pequeño e interesantemundo. Me voy a dormir. Volveré

  • ¿Cuando de una vez van a terminar de construir el Parque de la Gavia?¿Cuantos años se necesitan para construir un parque?
    El ayuntamiento no es serio, los vecinos se merecen que se termine ya el Parque de la Gavia para poder disfrutarlo.

    • Gracias por opinar.
      Mucho nos tememos, Juan, que el modelo de parque que el Consistorio ha seleccionado para La Gavia es insostenible y difícilmente se va a acabar idéntico al modelo infográfico que se promocionó. Mucho menos, por supuesto, se va a conservar y mantener en el futuro.
      Debimos hacernos a la idea de que esto podría suceder y ha sucedido, que los modelos populistas, y fuertemente electoralistas, de diseño de los parques, deben desaparecer o al menos usarse en ocasiones que realmente lo precisen. Y La Gavia no era el caso, desde luego.
      Por el lado de la ciudadanía se debe presionar a los poderes públicos con intensidad y para ello se necesita concienciarse, no vale con quejarse, hay que formarse, pensar y actuar.
      Muy recomendable la lectura que dibujaba las lineas de un futuro y cercano Parque Lineal del Manzanares sostenible y creíble, mucho más útil para la ciudadanía que estas propuestas que se quedan a medias y que cuestan mucho al Erario Público, nuestros bolsillos al fin y al cabo, no lo olvidemos.
      Os dejamos con el enlace: Parque Lineal del Manzanares: una integración histórico-natural sostenible

  • Me gustaría saber cuál es estado actual del Parque de la Gavia e información de cuando piensan terminarlo para que lo puedan disfrutar los vecinos. Gracias. Un saludo

    • Personalmente creo que tal y como se concibió nunca será terminado. Este artículo es de hace dos años y presagiaba justo lo que ha ocurrido.
      Mientras se siga pensando que este tipo de diseños, muy populistas y poco realistas, pueda tener viabilidad, seguirán las vallas puestas y los fabulosos diseños vanguardistas cubiertos de hierbas.
      Es una modesta opinión, pero creo que debería existir un movimiento ciudadano en la zona que cambie el chip y pida parques sostenibles. Esta web es un ejemplo de partida.
      La Gavia, Vallecas, tiene elementos propios, naturales e históricos más que suficientes para no tener que importar nada que luego terminamos pagando todos a precio de rescate.

¿Quieres dejarnos tu opinión?

Introduce tus datos. Tu email nunca se mostrará. Los campos marcados con * son necesarios.