El AVE de Valencia pasará por el Parque Lineal a partir del 15 de diciembre de este año

La Línea de Alta Velocidad a Levante empezará a circular por el Parque Lineal del Manzanares a finales de este año. Esas al menos son las previsiones del Ministerio de Fomento que, el pasado 13 de octubre, inauguró un tramo en un evento que unió a José Blanco con Francisco Camps y Rita Barberá.

Cuando los trenes circulen será posible ir de Madrid a Valencia en una hora y media, con velocidades de hasta 300 kilómetros por hora. El proyecto se originó en el Gobierno de José María Aznar, quien lo comenzara en 2002. Desde entonces se han retrasado varias veces unas obras que parten de la estación de Atocha para atravesar el Sur de Madrid y la M40, tras lo cual salen al Tramo 2 del Parque Lineal del Manzanares produciendo un indudable impacto hacia el medio ambiente y al Patrimonio histórico de una zona protegida por la legislación municipal y autonómica.

Los arqueólogos se afanan en estos mismos momentos para desenterrar la historia antes de que el MIFO pase por la ribera del Manzanares, pero ¿será posible un futuro para el Parque Lineal después del AVE? Veamos el estado de las obras y de los yacimientos para responder a esta pregunta.

Asusta ver las cifras. Más de doce mil millones de euros invertidos, hasta 17 trenes diarios a 300 kilómetros por hora, más de tres millones y medio de viajeros al año. Pero lo que asombra aún más, PSOE y PP, Blanco, Camps y Barberá, puestos de acuerdo en una inversión que marcará el mapa electoral y dará un empujón a la economía valenciana.

En este tinglado no había ni hay hueco para el Parque Lineal del Manzanares, ni para su Patrimonio histórico y medioambiental. Era posible hacerle sitio, pero ni unos ni otros lo han creído conveniente.

Bastante hizo Fomento pegando las vías de Valencia a las de Barcelona. Parece seguro que no por amor al Patrimonio histórico y medioambiental, sino más bien por el único interés que hoy está en vigor en la zona: el del Ayuntamiento de Madrid, empeñado en reservar los terrenos para el canal de remo olímpico. Reserva y proyecto que impiden hoy y que imposibilitaran mañana cualquier posibilidad de reintegración y puesta en valor del formidable Patrimonio histórico y medioambiental de la cuenca baja del Manzanares, destruyéndolo por completo.

Bastante poco le ha interesado a Fomento, por ejemplo, los restos del Molino de Cartón y de la mismísima Cuarta Esclusa del Canal del Manzanares. Restos alejados del epicentro de las obras, pero que han sido expresamente explanados para construir un aparcamiento temporal de maquinaria.

Como habitante de VillaVerde, de Perales del Río o de Getafe, simplemente no lo entiendo. Pero tampoco entiendo la supuesta actitud vigilante de una Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, que debería haber seguido muy de cerca las obras en el corazón de las Terrazas del Manzanares, catalogadas como BIC (Bien de Interés Cultural) por su enorme interés arqueológico ¿Dónde está ahora la CAM?

Pero el Ayuntamiento de Madrid le sigue a la zaga. El leve resto arqueológico, ahora destruido, del Patrimonio protoindustrial madrileño del Molino de Cartón, descansaba sobre los importantísimos restos de la Cuarta Esclusa del Real Canal del Manzanares, todo él supuestamente blindado con el Nivel 1 de protección histórico-artística en el Catálogo de Monumentos Públicos y Elementos Singulares del PGOUM. Quizá para el Ayuntamiento cuantos menos restos históricos queden en la zona, mejor, más anchura para meter su canal de remo, o lo que le plazca y cuando le plazca ¿Dónde está ahora el Ayuntamiento?


Restos de la Iglesia del Buen Suceso (www.unaventanadesdemadrid.com)

Me irrita sobremanera, como habitante de la ribera Sur del Manzanares, como madrileño y como español, el trato recibido por las administraciones, por todas ellas, hacia nuestra historia, nuestro Patrimonio cultural, nuestros rasgos distintivos y nuestra forma de ser. Me cabrea ver como en la Puerta del Sol el mismo Ministerio de Fomento, con el mismo Ayuntamiento y la misma Comunidad de Madrid, encuentran las piedras de la iglesia del Buen Suceso y no solo las recuperan intactas, sino que las reintegran y exponen en el vestíbulo de la estación, por cierto, lugar original donde las encontraron. Esas piedras son Patrimonio. Las del Parque Lineal del Manzanares, pese a estar protegidas -no por un nivel legal, sino por dos- parece que no son nada ni valen nada. Bueno sí, el espacio de un aparcamiento provisional de maquinaria. Eso es lo que somos, lo que es el Parque Lineal, un espacio utilizable por cualquiera para lo que sea menester, vías de alta velocidad o canales de remo, según toque.

Dice el señor Cobo Diego, director de Línea de Alta Velocidad Este: “ADIF es la empresa que más sensibilidad muestra para garantizar la menor agresión posible al Patrimonio Cultural español. Cualquier acción que realiza está avalada por el órgano correspondiente de la comunidad autónoma que atraviesa”. Sin comentarios.

Las actuaciones en los almacenes del Molino de Cartón

Los arqueólogos se afanan ahora en desenterrar lo que siempre hemos creído eran los restos de los almacenes del Molino de Cartón, destruidos en su mayor parte cuando se construía el AVE a Sevilla. No deja de ser paradójico que desenterremos ahora los almacenes mientras a cien metros estemos sepultando para siempre al propio Molino. Evidentemente de los almacenes no quedará ni rastro tras el día 15 de diciembre, y que nadie piense en un centro de interpretación o en una reintegración de los restos que pudieran salvarse en el Parque Lineal. En la estación de Sol se hizo, aquí no se hará nunca, pese a disponer de un Patrimonio inmensamente más amplio.

Las actuaciones en el yacimiento de la Quinta Esclusa

La Quinta Esclusa mientras tanto, ha sido vallada y tapada, en espera de que el muro de sostenimiento sea suficiente para evitar otra pérdida más en el valioso Patrimonio del Parque Lineal del Manzanares.

Quinta de Fernando VII

Parecida suerte correrán los levísimos restos de lo que pensamos fue una de las quintas de Fernando VII en el Canal del Manzanares. Los muros, marcados y señalados, se han salvado de las primeras labores de explanación para la plataforma de vía.

Sin embargo la destrucción previa de otros restos, así como su poco probable futuro reintegrados en la zona, no hacen que tengamos esperanzas en su conservación.

Impacto paisajístico


El impacto paisajístico y medioambiental es enorme

El paisaje del Parque Lineal del Manzanares tiene un importantísimo valor en el espacio natural de la Comunidad de Madrid.

Cerros, cantiles y farallones son los testigos directos del desagüe cuaternario que se produjo hace 5 millones de años, un segundo en la escala de tiempo geológica. Contemplarlos es un privilegio que no hemos aprendido a valorar.

La vega del Manzanares es un complejo sistema vivo, de amplios contrastes que van desde los terrenos yesíferos, poco evolucionados, a la explosión de vida casi tropical de las estrechas riberas y zonas de inundación del Manzanares. Ambos forman un tándem que cobijan a miles de especies animales y vegetales, un complejísimo sistema vivo de un valor incalculable.

El hombre ha intervenido a lo largo de miles de años en este sistema, adaptándolo con mejor o peor fortuna. De esta manera, los campos de cultivo invadieron las zonas húmedas, cercanas al río, pero nunca las de inundación. Los árboles fueron desplazados de sus lugares originales masivamente, pero muchos se adaptaron y sobrevivieron pegados a los campos de labor o en medio de ellos, junto a los canales de riego o de navegación. La naturaleza se readaptaba ante los lentos cambios humanos que poco a poco se integraban en el paisaje que hoy estamos destruyendo.


Entubado del Real Canal del Manzanares

Los trenes de Alta Velocidad han destruido cerros, desviado cursos de agua, canalizado o entubando otros que antes inundaban llanuras y regaban amplísimos bosques de ribera, modificando el paisaje a algo que en definitiva supone la muerte del espacio vivo que antes era la cuenca baja del Manzanares. Poco a poco se transforma un parque natural de infinito potencial, en un desierto de tuberías y solados de hormigón.

Durante siglos hemos convivido con el río Manzanares, columna vertebral de la vida y la historia en el Parque Lineal, en Madrid. Pero en los últimos años hemos destruido, bajo concepciones completamente erróneas y falsas, demasiado politizadas quizá, este delicado equilibrio medioambiental. El AVE es otro duro golpe, quizá el definitivo antes del canal de remo olímpico del Ayuntamiento de Madrid.

Mucho tenemos que cambiar nuestras concepciones, nuestros principios como ciudadanos, para obligar a las administraciones a respetar el mayor tesoro del Sur de Madrid. El que encierra el Parque Lineal del Manzanares. Quizá esta sea ya nuestra única oportunidad.

4 thoughts on “El AVE de Valencia pasará por el Parque Lineal a partir del 15 de diciembre de este año

¿Quieres dejarnos tu opinión?

Introduce tus datos. Tu email nunca se mostrará. Los campos marcados con * son necesarios.