Un nuevo parque lineal en proyecto: el PEIMANSUR. Estas son sus claves.

El pasado día 25 de marzo el Ayuntamiento aprobaba en Pleno el Plan Especial de Ordenación de Infraestructuras en el entorno del Manzanares Sur, Tramo 2, también conocido como PEIMANSUR. Detrás quedan ya las alegaciones, el estudio de impacto medioambiental y toda la tramitación previa que la Ley exige en todo procedimiento urbanístico.

El PEIMANSUR es un Plan Especial urbanístico de enorme calado y trascendencia, que marcará un antes y un después en el Tramo 2 del Parque Lineal del Manzanares. Recordemos de nuevo que el PEIMANSUR es “un proyecto del Ayuntamiento de Madrid tendente a ordenar las infraestructuras presentes y futuras de saneamiento, abastecimiento y transporte que hoy coexisten de manera desordenada en el ámbito del Tramo 2 del Parque Lineal del Manzanares” (ver capítulo resumen del Plan Especial de Infraestructuras Manzanares Sur ~ PEIMANSUR).

Estos son los primeros detalles de una infinidad de documentos técnicos que se irán elaborando en los próximos tiempos y que cambiarán para siempre la fisonomía del Parque Lineal del Manzanares.

Las normas aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento tratan de establecer las condiciones mínimas a las que los diferentes proyectos técnicos deberán ajustarse cuando se ejecuten todos los extremos contenidos en el PEIMANSUR.

Las claves apuntadas por el PEIMANSUR son las siguientes:

  • Del texto que aprueba el PEIMANSUR se deducen una serie de grandes principios de diseño, completamente novedosos hasta la fecha:
    • Se crea la idea de “Parque” con identidad propia. Hasta la fecha, el tramo 2 es simplemente una unidad administrativa con altísimos grados de abandono.
    • Se define esa identidad en base a la recuperación e integración espacial, histórica y medioambiental.
    • Se ordena el acceso al espacio de este nuevo “Parque“, priorizando tanto dentro como fuera a los peatones y a los ciclistas. El Ayuntamiento asume indirectamente un uso que ya venía ocurriendo: la de la utilización del espacio del Parque por la ciudadanía.
  • Aunque el plan es vinculante y obliga a observar unas premisas de partidas mínimas, estas son muy generales, dejando la mayor parte de concreciones del diseño en manos de las diferentes compañías concesionarias de las obras. Siempre respetando los grandes principios de este Plan Especial.
  • Los servicios y suministros (agua, colectores, luz, gas, teléfono,…) se eliminarán en su actual caótica existencia y se ordenarán soterrados bajo bandas infraestructurales sobre las que discurrirán amplios caminos libres de cualquier elemento.
  • El acceso con vehículos de motor al Parque deberá quedar restringido a los de mantenimiento de los suministros, precisamente por las bandas infraestructurales.
  • Creación de aparcamientos en las proximidades del parque.
  • Creación de paseos peatonales, carriles bici y corredores medioambientales, aprovechando también en buena medida las bandas infraestructurales.
  • Mínimas garantías de “continuidad y conectividad” de los corredores creados, paralizando la creciente desagregación de espacios inconexos.
  • Se estima que podrá existir un alto impacto en el entorno por la nueva estación de Metro Ligero que en su caso iría ubicada cerca de Perales del Río. Esto debería limitar la implantación de futuros establecimientos públicos a las proximidades de esta estación.
  • En las calles de acceso al Parque Lineal se exigirá que se ejecuten medidas para el “templado del tráfico“, con el objetivo de humanizar más el entorno.
  • Se diseñarán áreas de descanso y estanciales.
  • Desaparecerían las tuberías por encima del Manzanares para integrarlos en cajones de servicio bajo los puentes del PEIMANSUR.
  • Se soterrará el tendido aéreos, ya sean eléctricos o de telecomunicaciones.
  • Protección genérica de arroyos, vaguadas y vías pecuacrias. Se garantiza el cauce a cielo abierto por completo del propio río Manzanares y del arroyo de La Gavia.
  • Las vías pecuarias se señalizan y se diferencian del resto. Se prioriza la permeabilidad del entorno, intentando minimizar la segmentación del territorio provocada por las lineas de tren de alta velocidad.
  • Se protege de manera especial el Real Canal del Manzanares, hasta el punto de cuestionar la viabilidad del canal de remo de Getafe si la conservación del anterior estuviera en entredicho. Las actuaciones en torno a los elementos del Real Canal, así como de la Casa de la Cuarta Esclusa, estarán orientadas a su completa restauración basada en los usos y formas originales. Para todo ello se abrirá una investigación histórica.
  • El Poblado Carpetano de La Gavia -recordemos que fuera del Tramo 2- deberá conservarse para divulgación de sus valores históricos.
  • Los movimientos de tierras necesarios para las actuaciones, respetarán la orografía existente.

Es evidente que el PEIMANSUR trata aspectos muy abstractos de amplio alcance pero escasa profundidad. Se dice por ejemplo que el poblado Carpetano de la Gavia servirá para difundir sus valores culturales, es decir, que en él se podrá hacer un centro de interpretación, un museo, o simplemente unos paneles explicativos. Esa es precisamente la misión del PEIMANSUR, servir de amplia base para las actuaciones futuras.

Esa vaguedad es su fuerte y su debilidad. Así, en el caso del canal de remo, se dice que sólo será viable si la conservación del Real Canal del Manzanares no está en peligro, resolución que en todo caso deberá emitir la Dirección General de Patrimonio Histórico. No parece difícil suponer que mientras se respete el ancho mínimo de Real Canal (3 metros) y se desvíe entorno al canal de remo (incluso entubado en algún punto), la Dirección General dará el visto bueno al proyecto olímpico.

No obstante debemos separar los proyectos y actuaciones independientes que podrían ejecutarse en algún momento dentro del Parque Lineal, del propio PEIMANSUR, ya que este y aquellos no tienen nada que ver.

Es precisamente este plan especial de ordenación el que pone unos principios absolutamente desconocidos en un entorno tan fuertemente degradado como el Tramo 2 del Parque Lineal del Manzanares. Los ideales de conservación, integración y difusión de los valores históricos y medioambientales del Parque, son sin duda una ventana de aire fresco que esperemos no se quede en sus necesarias vaguedades.

Este artículo ha sido publicado en:

2 thoughts on “Un nuevo parque lineal en proyecto: el PEIMANSUR. Estas son sus claves.

  • mientras concretan la protección de los bienes culturales y tal , las máquinas iran haciendo la via del AVE a Valencia con todo el poco cuidado que puedan. Espero de todas formas que el Peimansur sea un avance

    • El PEIMANSUR también ordena las infraestructuras de transporte, aunque como en el resto de casos es la institución que aprueba el presupuesto la que define con exactitud el trazado y características.
      En este caso es nada más y nada menos que el Ministerio de Fomento, con toda la connotación de recortes presupuestarios que está sufriendo. Integrar, conservar y proteger no es gratis y eleva el coste de las obras y su tiempo de ejecución.
      En teoría el MIFO debería ajustarse a las líneas básicas del PEIMANSUR, pero yo diría que el “interés general” se lo va a llevar todo por delante. Si Patrimonio ha autorizado la actuación, habrá destrucción seguro.
      ¿Qué es más importante, olimpiadas o una esclusa en ruinas? Recordemos que pese al PEIMANSUR y sus enormes bondades, el verdadero interés que planea sobre el Parque Lineal es su rédito político para el equipo de gobierno actual. Y eso significa tres cosas: olimpiadas, canal de remo y destrucción del Tramo 2 del Parque Lineal del Manzanares. No perdamos el norte, lo que está bien está bien y lo que está rematadamente mal… pues eso.

¿Quieres dejarnos tu opinión?

Introduce tus datos. Tu email nunca se mostrará. Los campos marcados con * son necesarios.