De la toma de la Marañosa al desastre de Ciempozuelos

nido de ametralladora cabeza fuerte

Nido de ametralladora en Cabeza Fuerte. Avance nacionalista. Tramo 3 del Parque Lineal del Manzanares

Durante la primera jornada de la Batalla del Jarama se produjo el avance más amplio de las tropas rebeldes, y se conquistaron los principales enclaves y alturas que pondrían las bases del avance definitivo sobre el Jarama. El efecto sorpresa fue utilizado con increíble eficiencia por las tropas de Orgaz y Varela, que sorprendieron a unas tropas republicanas sin preparar, con escasez de municiones, y esperando una orden de ataque que nunca llegaría.

En el avance, las tropas de Orgaz toman las principales alturas en las que apenas hallan resistencia, debida tal vez a la sorpresa de la dirección tomada. Caen rápidamente los vértices de Cabeza Fuerte, Telégrafo, Mesa y Valdecabas. El ataque sienta perfectamente sus bases.

Se ocupa Gozquez con resistencias aisladas aunque numantinas en algunos casos, y caen los pueblos de San Martín de la Vega y Ciempozuelos entre violentísimos combates en los que dos brigadas republicanas son diezmadas.

Por el norte del avance rebelde, los nacionalistas ocuparon unos de los enclaves estratégicos más importantes de la Batalla del Jarama: la fábrica militar de la Marañosa con sus alturas. Aunque se registra una tenaz defensa republicana, esta debe durar muy poco.

parque lineal del manzanares

Desde las alturas que conquistarán los nacionalistas, el Manzanares seguía ofreciendo la duda de por donde seguiría la Batalla

El inicio de la Batalla del Jarama: de Cabeza Fuerte a la Marañosa

cabeza fuerte

Cerro Cabeza Fuerte

El día 5 de febrero de 1937 dejó de llover y los generales Orgaz y Varela inician el ataque en tromba que dará lugar a la Batalla del Jarama. Desde Pinto y Valdemoro salen cuatro líneas de avance encargadas a cuatro brigadas independientes, que protagonizan un duro progreso con los caminos embarrados por las lluvias anteriores:

  • Rada sale de Pinto en el ala norte en dirección a La Marañosa.
  • Buruaga sale también de Pinto por el centro del avance.
  • Asensio sale de Valdemoro en el ala sur en dirección a San Martín.
  • Escámez sale de Valdemoro en dirección Ciempozuelos.
  • Barrón queda de reserva en Pinto.

Al amanecer del día 6 de febrero parte desde Pinto la I Brigada de Rada con los tanques de Barrón (15 Panzer), lanzándose a la toma de los cerros de Cabeza Fuerte y el Monte del Fraile. Estas posiciones iniciales eran alturas que dominarían el avance hacia la carretera de San Martín de la Vega y La Marañosa. En el lugar se encontraban batallones de la 48 Brigada Mixta que se repliegan ante su abrumadora inferioridad.

El comandante Alamán es el encargado de fortificarse en este lugar. Alamán era amigo de Vicente Rojo. Rojo, fiel a la República, cobijó en su casa de Madrid a la esposa e hijos de Alamán, quienes posteriormente, tras vencer, olvidaron la amistad y los favores.

Tras Cabeza Fuerte y el Monte del Fraile, las unidades de Rada avanzan hacia La Marañosa, pero en el cruce de la carretera de San Martín de la Vega se topan con las fuerzas de la 19 Brigada Mixta que allí se encontraba fortificándose. Los combates en este punto debieron ser muy violentos y los republicanos sólo debieron ceder la posición tras disputarla durísimamente. Cuando las tropas de Rada quieren aprovechar el empujón para llegar a Coberteras, las ametralladoras de la 19ª Brigada Mixta les cierra el paso. Empiezan a caer los primeros soldados de Franco y la progresión de Rada se detiene súbitamente.

No obstante, Zugazagoitia habla en sus memorias de que, posiblemente en un acto de sabotaje, se ordena retirada de las unidades fortificadas dentro del poblado y de la fábrica, lo que ofrece a los atacantes el mejor regalo de toda la Batalla del Jarama: la fábrica de gases de la Marañosa. Esta factoría militar había sido usada por los militares que ahora la ocupaban para fabricar gas mostaza, usado desde el aire contra las tribus indígenas del norte de África.

Cuando se persuaden de que no hay trampa, de que el obsequio que se les ha hecho es liberal y sin carga alguna, discurren quemar las etapas de su operación […] Cada destacamento recibe como objetivo una cota con orden de no pararse en ella si la posibilidad de avance no la corta el adversario con sus fuegos […] Los soldados facciosos han hecho mucho camino y se han adueñado de posiciones que en ningún caso nos cederán. Es inútil atacarlas.Closing Quote

Julián Zugazagoitia. Ministro de Gobernación / Secretario Defensa Nacional

Ese mismo día 6 Líster nos cuenta en uno de sus libros que el enemigo ya ha ocupado La Marañosa. El 1er Escuadrón de Combate del aviador republicano Andrés García Lacalle – escuadrón Lacalle- tiene también que ametrallar ese mismo día 6 La Marañosa.

Ante la definitiva ocupación de la Marañosa, la 19 Brigada Mixta debe replegarse hacia La Casa de la Aldehuela y el Vértice Coberteras, permaneciendo allí al final de estas jornadas.

La toma de Gózquez

gozquez de abajo

Gozquez de Abajo sería tomado poco después por las mismas tropas que tomaron el de Arriba. Foto del pueblo en la actualidad.

Por el centro del dispositivo avanza la brigada de Buruaga y la caballería de Cebollino tomando Gózquez de Arriba con la oposición de los escasos efectivos republicanos allí destinados de la 23 Brigada, que deben replegarse tras duros enfrentamientos. Allí instalará Orgaz su puesto de mando. Un día después, la noche del 7 de febrero, un francotirador republicano que no quiso o no pudo evacuar, castigó las tropas de Buruaga oculto tras los muros de las casas del pueblo, causando varias bajas en la oscuridad. Finalmente fue capturado y fusilado a la mañana siguiente. Era lo que los soldados llamaron el “duende de Gózquez”, una premonición sobre la enconada resistencia de las tropas republicanas una vez avanzada la Batalla del Jarama.

También por el centro avanzaron las tropas de Asensio ocupando los vértices Telégrafo, Valdecabas y Mesa, sin encontrar resistencia. Al final de la jornada del día 6 estaban a las puertas de San Martín de la Vega donde se debieron topar con la defensa de la 23 Brigada Mixta, por lo que dirigen parte de la infantería y de sus carros Panzer hacia Ciempozuelos.

La caída de Ciempozuelos

mapa batalla del Jarama

Mapa de la Batalla del Jarama entre los días 6 y 7 de febrero de 1.937

Al sur del primer avance del día 6 de febrero, la brigada de Escámez avanzó sobre el pueblo de Ciempozuelos, sorprendiendo a la 18 Brigada Mixta, que no estaba preparada para el aluvión de fuego que le habría de venir. La 18, que no había entrado nunca en combate ni tenía munición suficiente a pesar de encontrarse en la línea férrea a Alicante, no esperaba el avance en esa dirección, por lo que aunque la resistencia fue feroz, las bajas del primer choque fueron enormes.

La infantería y los carros blindados de Asensio cortaron la retirada cuando las últimas tropas de la 18 Brigada Mixta se replegaban por el valle del Jarama hacia San Martín de la Vega. Sin ni siquiera defensas antitanque, la resistencia continuó valientemente, pero fue inverosímil y la 18 Brigada Mixta fue aniquilada. En su socorro acude la 23 Brigada desde San Martín de la Vega, corriendo una suerte parecida, y debiendo ceder el pueblo sin apenas resistencia a las tropas de Asensio el día 11 de febrero. Las crónicas de Franco en boca del Tebib Arrumi, abuelo del alcalde Gallardón, hablaron de más de 1.300 muertos. La Batalla del Jarama acababa de empezar con enorme quebranto para las tropas leales.

La toma de Ciempozuelos, además del indudable carácter trágico que supuso para el Gobierno de la República, fue un golpe táctico pocas veces apreciado. Hasta la fecha, el ejército de Franco había hecho la guerra con los mapas de carreteras Michelín: simplemente no tenían otros. En Ciempozuelos se capturaron, además de diversos víveres, un importante arsenal de mapas del Instituto Geográfico y Estadístico.

El orden republicano tras la caída de la Marañosa y Ciempozuelos

espolón de vaciamadrid

El Espolón de Vaciamadrid, objetivo último de los nacionalistas frente al Manzanares y al Jarama

Las unidades que acaban de tomar Ciempozuelos se acercan peligrosamente al Jarama y el mando republicano decide enviar con urgencia la 17 Brigada Mixta al puente de Titulcia y al puente de San Martín de la Vega el día 7 de febrero.

Aunque la dirección del enemigo parece ser otra distinta a la de Vallecas, se decide conservar el refuerzo a orillas del Manzanares, y se mantiene la “Agrupación Modesto”, aglutinando las tropas que allí todavía se encontraban hasta Coberteras, bajo el mando de Juan Modesto Guilloto. En línea continuaba el batallón de Carabineros de la 48 Brigada Mixta, único que no había abandonado sus posiciones, defendiendo el Manzanares desde Perales del Río hasta la Torrecilla. El frente de la Agrupación Modesto va desde VillaVerde hasta Coberteras, aunque el cariz de los acontecimientos obligaron posteriormente a alargar ese frente hasta Vaciamadrid y el puente de Arganda.

Entre el 6 y el 7 de febrero de 1937 el ejército nacionalista ocupa primero, y luego asegura, las alturas que acaba de arrebatar al enemigo y que defenderá con decisión en las próximas jornadas. Aunque la lluvia no ha desaparecido por completo, será la noche del 7 cuando reaparezca en forma de temporal hasta el día 10, complicando aún más las primeras operaciones de la Batalla del Jarama.