La Casa de la Radio. La unidad de mando republicana

casa de la radio

La Casa de la Radio, uno de los últimos avances nacionalistas en la Batalla del Jarama. GEFREMA.

La noche del 14 al 15 de febrero, al mismo tiempo que el frente recuperaba su acostumbrada tensa tranquilidad nocturna, llega la XIV Brigada internacional, cercando aún más las posiciones enemigas y cubriendo el espacio entre los vértices Valdeperdíces y Milano, por el cual se coló la cuña de Barrón en dirección a Arganda. Nada más llegar contraataca y aleja definitivamente el peligro de la carretera entre Arganda y Morata.

El día 15 la Batalla del Jarama está perdida para los soldados rebeldes. Nadie espera grandes progresos en el ejército que en otro momento arrollara a las tropas republicanas. Aún así, en un acto desesperado, la 5ª Bandera de la Legión toma tras duros combates la Casa de la Radio, al otro lado de la carretera de Morata. El avance es mínimo y las bajas son elevadísimas. Definitivamente la Batalla del Jarama ha colapsado, al menos para los nacionalistas.

Asensio reanudará los ataques contra la Cota 700 con la ya acostumbrada feroz resistencia de la XV Brigada Internacional. No se progresa ni un metro.

Los agónicos ataques rebeldes contra la Casa de la Radio y la cota 700 eran ya un acto de desesperación conducente al menos a llegar a la altiplanicie que domina el valle del Tajuña y los accesos a Arganda y a Morata. Allí se debería confiar, ya no en seguir progresando, lo que era virtualmente imposible dado el terrible desgaste de las tropas atacantes y su falta casi total de reservas, sino en el ataque italiano que se iba a producir en Guadalajara y en dirección contraria, que cerrara la pinza y salvara el trance de unos planes nacionalistas que se habían torcido con estrépito en la Batalla del Jarama. Los olivares se hicieron finalmente impenetrables y los nacionalistas no pudieron nunca pasarlos.

La Batalla del Jarama agota un capítulo y los contendientes se esfuerzan por fortificar sus posiciones. De la batalla que tomara al asalto el Sureste de la capital madrileña, se pasa a la guerra de trincheras, y los ejércitos republicanos se unifican para asestar el golpe definitivo a las desgastadas tropas nacionalistas.

casa de la radio

La Casa de la Radio antes del ataque de la 5ª Bandera de la Legión. GEFREMA.

La unidad de mando republicano

mapa batalla del jarama

Agotado el esfuerzo nacionalista, el frente comienza a estancarse, tras lo cual comienza la reorganización de los ejércitos de la República

El día 15 se produce un cambio sustancial en el Ejército Popular Republicano. Hasta entonces las masas de maniobra republicanas del Jarama habían estado mandadas por el general Sebastián Pozas. Entre él y el tambiéngeneral José Miaja siempre hubo problemas porque este último se negaba a ceder unidades a aquel sacándolas del frente de Madrid.

La resistencia de Miaja no era casual. No se sabía si la Batalla del Jarama había absorbido la mayor parte de reservas de los nacionalistas, lo que sí se sabía es que el frente madrileño no se había apagado durante el enfrentamiento del Jarama, ni mucho menos. Existía la contundente posibilidad de que el enemigo esperara a que los republicanos movieran sus reservas al Jarama para luego atacar el frente madrileño desguarnecido. Posibilidad esta que habría sido desastrosa para la República.

Esta situación no era militarmente sostenible ni beneficiaba a los planes republicanos, por lo que se decide unificar el mando de las brigadas que están combatiendo en el Jarama, creando por vez primera un verdadero cuerpo de ejército como el de Madrid. El jefe supremo de este ejército será Miaja y estaría compuesto por cuatro divisiones a las órdenes del coronel Burillo, que agruparían a las unidades que hasta entonces hubieran participado en la Batalla del Jarama. Algunas de estas unidades habían sido virtualmente destruidas en los combates, por lo que debieron ser completamente rehechas en retaguardia. Serían:

  • Agrupación Norte (comandante Modesto), 4ª División más las 10ª, 19ª y 21 Brigadas Mixtas. De VillaVerde hasta Vaciamadrid, por todo el Manzanares.
  • División A (general Walter), 5ª Brigada Mixta, XII y XIV Brigadas Internacionales. Del Frente de Arganda al vértice Pajares.
  • División B (general Gal), 17ª Brigada Mixta, XI y XV Brigadas Internacionales. De Arganda a Morata.
  • División C (comandante Líster), 1ª, 18ª y 23ª Brigadas Mixtas. De Morata a Titulcia.
  • División D (teniente coronel Rubert), 45ª Brigada Mixta. Hasta el Tajo.

Habéis tenido el honor de uniros a la invencible legión que defiende Madrid” declarará Miaja. Dos días después el Ejército Popular de la República tomará la iniciativa. El objetivo: expulsar y destruir a las tropas rebeldes establecidas en la orilla izquierda del Jarama. Dos serían los objetivos republicanos: el espolón de Vaciamadrid y la Marañosa y el cerro Pingarrón.