IV – La recuperación de VillaVerde Bajo y los combates del Vértice Basurero

estación de villaverde bajo

Efecto de los bombardeos nacionalistas sobre la estación de VillaVerde Bajo, en poder republicano

En estas fechas, el empuje nacionalista en el frente de la Casa de Campo es terrible. Las fuerzas de Varela están decididas a tomar Madrid y la estrategia de Rojo atacando los flacos de las columnas rebeldes, no ha dado todo el resultado esperado. Moros y legionarios cruzan por primera y única vez el Manzanares en Ciudad Universitaria. Como una astilla envenenada que se clava en el corazón de la República, el Puente de los Franceses se eleva como símbolo de toda la resistencia de Madrid. Las escenas de heroísmo son brutales en los dos bandos.

Las tropas nacionalistas quedan presas en la bolsa de Ciudad Universitaria, siendo más que aconsejable su retirada. Franco las deja allí, como bandera de un hecho que dice lo contrario: el 23 de noviembre finaliza el ataque directo a Madrid, la toma de la capital ha fracasado.

Franco decide intentarlo ahora estrangulando la capital por el norte, se inicia la ofensiva de la carretera de La Coruña. El castigo aéreo a la población civil madrileña no cesará en toda la guerra, es la venganza de los atacantes a los obstinados defensores.

Mientras todo esto sucede, el Ejército Popular Republicano sigue su organización atenazado por la necesidad. Los combates en la zona de VillaVerde se recrudecen y apuntan más profesionalidad a las victorias de los de Líster. VillaVerde Bajo es conquistado casi por completo y se fija a las tropas nacionalistas en VillaVerde Alto. Nadie se moverá ya de allí. Por el norte del pueblo, en el Vértice Basurero, se producen también violentos combates, entre ellos no figurará nunca la toma de Líster de VillaVerde Alto, ya que la niebla suspendió precisamente esta acción.

15 de noviembre de 1.936: Madrid a punto de caer

Rojo recompone el frente como puede, pero es mucho más lenta la defensa que el ataque. Se planea una nueva ofensiva esta vez en el centro, para el día 15, contra el Cerro Garabitas de la Casa de Campo. Las tropas de Varela vuelven a sorprender a la lenta reorganización republicana y la Columna Durruti, recién llegada al frente de Madrid desde el de Aragón, es rebasada mientras se preparaba para el ataque en la Casa de Campo, provocando peligrosas desbandadas que hacen peligrar el frente en esa zona. La guerra en Madrid es mucho más dura que en Aragón, y los milicianos de Durruti no han tenido tiempo de integrarse en un frente de luchas encarnizadas por un palmo de terreno, controlado a ese lado por los comunistas.

Así, los nacionalistas llegan al mítico puente de los Franceses donde la resistencia republicana es desesperada a la par que feroz. Nadie pasa el puente de los Franceses, pero el 15 de Noviembre las fuerzas de Romero tendrán que volar el puente nuevo para que no pasen las tanquetas italianas. Los moros y los legionarios penetrarán en los días siguientes en una pequeña cuña con unos 4000 hombres que cruzarán el Manzanares por Ciudad Universitaria. Allí los combates adquieren el carácter que acaban de tener en VillaVerde, se combate en edificios donde a veces las plantas se reparten entre los dos bandos. Se abren agujeros en las paredes para sacar el cañón del arma y disparar al enemigo del otro lado, los dinamiteros vuelan edificios completos como única alternativa a las surrealistas defensas de los legionarios que se atrincheran dentro, confundiéndose con el hormigón de paredes y escombros. Cada nuevo escombro de cada nuevo cañonazo supone una nueva trinchera, un nuevo parapeto rehecho sobre los escombros del antiguo [BM1]. Cientos de republicanos mueren sin llegar a hacer un solo tiro, con tan solo pisar ese frente. El bando contrario también sufre grandes bajas en una enconada defensa.

26 de noviembre de 1.936: La defensa se organiza

La Junta de Defensa se reúne para establecer los sectores que defenderán Madrid. Vicente Rojo propone los siguientes:

  • Desde el río Perales hasta la facultad de Medicina. Lo manda el general Kléber. Formado por la XI y XII Brigadas Internacionales, columna Barceló, 3ª Brigada Mixta de Galán, la 5ª BM de Savio y la Brigada X de Palacios.
  • Hasta la Puerta del Ángel. Lo manda el coronel Álvarez Coque. Formado por la 2 BM de Martínez de Aragón, la 4 BM de Romero y la Brigada Y del coronel Ortega.
  • Hasta VillaVerde. Lo manda el teniente coronel Mena. Formado por las columnas de Arce, Prada y Bueno.
  • Desde VillaVerde hasta la Marañosa. Lo manda Enrique Líster. Formada por la 1 BM.

Como se puede ver, las unidades y denominaciones aún están muy lejos de parecer las de un ejército medianamente homogéneo. Abundan nombres abstractos como “columna”, o los personalistas, derivados de quien manda la unidad. Hay que esperar a la lenta formación del Ejército Popular Republicano para ver algo que parezca más organizado. Mientras tanto Rojo desespera con el inmenso caos que es el frente que defiende el Madrid sitiado.

26 de noviembre de 1.936: primera ofensiva de la carretera de La Coruña

Las fuerzas nacionalistas acaban de introducir una cuña de legionarios en la Ciudad Universitaria, pero el avance, que estaba destinado a iniciar la completa ocupación de Madrid, se ha solidificado entre las ruinas del Hospital Clínico como máximo avance rebelde. La situación de las tropas allí atrapadas es ilógica, inverosímil, además de altamente costosa pues sus lineas de suministro están completamente batidas por las posiciones republicanas. Franco las mantiene pese a ser absurdas, son su “ya hemos pasado” frente al “no pasarán” del contrario. Es la guerra moral.

Fracasada la toma de Madrid por el punto anterior, se inicia la ofensiva nacionalista por la carretera de La Coruña. Los defensores republicanos se ven ampliamente sorprendidos y se producen retiradas en amplios frentes. Los nacionalistas llegan a las puertas de Pozuelo y Húmera. Sin embargo la defensa republicana es férrea y paraliza el ataque por el momento.

27 de noviembre de 1.936: El EPR se desarrolla

Se crean las Divisiones del Ejército Popular Republicano, cerrando el esquema que se abriera el día 10 de octubre. Cada una de las divisiones se compondrá de tres Brigadas Mixtas. Desgraciadamente casi todo es voluntad porque la escasez de suministros es agónica durante toda la guerra. Los Cuerpos de Ejército agruparán finalmente las Divisiones, siendo los mayores bloques en los que se dividió el EPR.

Las Divisiones […] tienen un armamento de procedencia caótica, usan fusiles de distintos calibres, lo que complica el suministro de cartuchos […] Pero al menos está garantizada la unidad de mando.Closing Quote

JM Reverte.

Las primeras divisiones quedan inicialmente de la siguiente manera:

  • 1 División: teniente coronel Domingo Moriones
  • 2 División: comandante Fernández Heredia
  • 3 División: comandante Adolfo Prada
  • 4 División: comandante Juan Modesto Guilloto

Dentro de la 4 División quedará encuadrada la 1ª Brigada Mixta de Lister que defiende VillaVerde por el oeste, el lado que da al Parque Lineal del Manzanares.

En la República escasean los militares de carrera y mucho más si exigimos además que tengan experiencia, de hecho Prada se encontraba en la reserva antres de estallar el conflicto. Modesto es el único oficial del milicias en mandar una División y llegará a mandar el V Cuerpo de Ejército.

Aunque estas nueva estructura formalizaba parcialmente el EPR, su composición era altamente cambiante, por lo que varió a lo largo de toda la guerra [SR1].

4 de diciembre de 1.936: el caos de la retaguardia republicana

Madrid está hirviendo.

El general Queipo de Llano lanza alocadas advertencias desde Radio Sevilla, proclamando el levantamiento de la quinta columna en Madrid, por la retaguardia de los defensores. Los excesos del general son conocidos, dentro y fuera de sus arengas.

Mientras, la capital es bombardeada por los aviones alemanes sin piedad. La población civil sufre las consecuencias lo que lejos de amilanarlos los arroja a la lucha, a veces sin respaldo alguno de razón.

Muchas noches salen de las cárceles de Madrid cientos de presos hacia un destino incierto. Son elegidos por su “peligrosidad” en caso de que las columnas de Varela entren en Madrid y los liberen. Son las “sacas”. Entre noviembre y diciembre son fusilados sin juicio alguno unas dos mil personas entre militares y civiles afectos a los rebeldes.

Elementos anarquistas crean la falsa embajada de Siam para captar refugiados dentro de las lineas republicanas. Cuando Miaja se entera entra en cólera.

A la República le costará aún unos días hacer respetar el imperio de la Ley en su retaguardia. La creación del EPR se antoja necesaria también para esto.

14-24 de diciembre de 1.936: segunda ofensiva de la carretera de La Coruña

De nuevo las tropas nacionalistas intentan la toma de la carretera de la Coruña, en otro intento de aislar la capital para hacer su toma menos dura de lo que estaba siendo hasta la fecha. En este intento se alcanzan las localidades de Villanueva de la Cañada y Boadilla. Sin embargo de nuevo la defensa de las tropas leales hace imposible cualquier otro avance. Finalmente el objetivo principal, la carretera de la Coruña, no puede ser tomada.

23 de diciembre de 1.936: La Casa Blanca de VillaVerde

La 1ª BM de Líster tiene una intervención reconocida en VillaVerde. Se trataba de tomar “La Casa Blanca” después de haber recibido la bandera del Partido Comunista Italiano. No conviene confundir esta Casa con “Casa Blanca”, dentro del Parque Lineal y probable cuartel general de Líster durante el año 1.936. De hecho durante la Guerra Civil abundan los lugares denominados “casa blanca”. La edificación que se intentaba tomar ahora probablemente se llamaba así porque los milicianos quisieron que así fuera llamada.

Suponemos que “La Casa Blanca” se encontraba en algún punto de VillaVerde Bajo, en las huertas, a tenor de los textos que nos han llegado.

En la intervención el Batallón Líster toma la posición y produce una sangría entre los marroquies que la defendían. La noticia de que se ha aplastado a las fuerzas moras, a las que acompañan historias atroces, causa entusiasmo en las filas leales. Los nacionalistas la recuperarán apenas unos días más tarde, el 12 febrero de 1.937

La batalla dura varias horas y conquista la posición sin que realmente se muevan gran cosa las lineas del frente. Es otro episodio más de lo que Líster denominó “lucha de forcejeos” para “reforzar la combatividad de las tropas” y “debilitar al enemigo”. Otro episodio en el que en VillaVerde se combate muy duramente casa por casa.

diario milicia popular

[…] Hemos contenido al enemigo en un furioso ataque a nuestras posiciones de VillaVerde; y no solamente se ha contenido, sino que se contraatacó, y se le destruyó un fortín, “La Casa Blanca”, que nosotros llamábamos, al mismo tiempo que hacíamos una gran carnicería en sus propias trincheras […] Un centinela faccioso decía “Parece que se oyen pasos”; no le dio tiempo a terminar; una pitada del capitán era la señal de atacar en tromba. Los nuestros se lanzan y siembran el campo de cadáveres; algunos milicianos caen al suelo al tropezar con los moros muertos. Los facciosos insisten en contraatacar, y dos intentonas de ellos son vigorosamente contenidas, dejando sembrado de cadáveres el campo de Villaverde […] Nuestras bajas fueron tres heridos y un muerto […] setenta u ochenta muertos por parte de los fascistas.Closing Quote

“Milicia Popular” – Revista del 5º Regimiento de Milicias Populares.

27 de diciembre de 1.936: El Vértice Basurero, la batalla de VillaVerde suspendida

En la cuña que hacen la Vía Lusitana y la Autovía de Toledo, sobre los hoy terrenos del colegio San Viator y el “Parque Sur”, se levanta una pequeña colina que domina el entorno. Tradicionalmente el cerro llamado “Basurero” era precisamente eso, un basurero que alojaba los desperdicios de la ciudad de Madrid en sus límites sureños, justo en su frontera con el municipio de VillaVerde.

Allí, el 27 de diciembre del año 36 las columnas “B” – posteriormente la 42 BM – del comandante Rovira y “C” – posteriormente la 36 BM – del coronel Prada, encuadradas en la 4ª División al norte de VillaVerde, recibieron la orden de atacar el llamado Cerro Basurero. Estaban comandadas por el coronel Mena.

Cinco hombres al mando del cabo Corredera, inician la acción conquistando una casa que permanecía destacada del resto del frente. Lo hacen con facilidad, el problema resultaba aguantar ahora con tan pocos efectivos, en breve llegarían los refuerzos. Comenzaba la ofensiva al llamado Vértice Basurero. El objetivo era ocupar el cerro y controlar la Glorieta de Mataderos. [BM1]

La acción no fue designada originalmente así ya que en ella también debería haber participado la 1ª Brigada Mixta de Líster, encargada de ocupar el pueblo de VillaVerde. Debido a que en esos días Madrid padecía una intensa niebla, la artillería operó bajo mínimos y la aviación no pudo despegar, por lo que la batalla se suspendió en el lo que respecta a la 1ª BM.

La batalla se extiende varias horas desde las primeras luces del alba y, pese al éxito inicial de las tropas leales al Gobierno, finalmente la dura resistencia nacionalista hace imposible conquistar la posición, pese a haberla tenido totalmente rodeada e incluso haberla tomado parcialmente. Las bajas son muy grandes y los actos de heroísmo se dan en los dos bandos.

La prensa republicana destaca la acción como un triunfo, algo muy común en tiempos de guerra. Como común era también ocultar las derrotas con eufemismos endiabladamente retóricos, en una guerra con frentes y batallas difusas y desconocidas para el lector, algo necesario en el duro oficio del maquillaje bélico. Evidentemente no se habla sobre el fracaso de la toma del cerro, algo que hubiera sido nefasto para la moral de las tropas y de la población civil.

heraldo de madrid - vértice basurero

Fuente: madrid1936.es

[…] El fuego a las doce y media de la mañana no había cesado. La operación, comenzada a las siete y media, seguía su curso, victorioso para nuestras tropas desde el principio. Después de una preparación artillera en la que nuestros cañones hicieron gran alarde de puntería para desbaratar las concentraciones y los preparativos observados en el campo rebelde, el alto mando ordenó la ocupación de importantes posiciones. Para ello distribuyéronse las fuerzas en dos columnas. Una de ellas llegó hasta el lugar situado en una altiplanicie, que constituye una posición estratégica formidable. El enemigo opuso tenaz resistencia, atacando con tanques, sobre los cuales nuestros bravos dinamiteros arrojaron su carga, haciéndoles retroceder.Closing Quote

Diario Heraldo

Los partes de guerra no dejan lugar a dudas: la batalla fue cruenta y la posición codiciada. Ahora, como en el caso de la prensa, la realidad queda desdibujada por la literatura militar, que no hace del todo honor a la verdad en ninguno de los dos bandos.

Parte de guerra nacionalista:

En el frente de Madrid, el enemigo, después de un violento fuego de fusil y cañón sobre las posiciones del Vértice Basurero, llevó a cabo un ataque sobre nuestras lineas. Fue duramente rechazado dejando delante de nuestras trincheras setenta y dos muertos, entre ellos un oficial. Reforzado por nuevas unidades repitió el ataque, ocasionándole de nuevo gran número de bajas, terminando la acción castigadísimo.Closing Quote

Parte de guerra republicano:

[…] Fuerzas de la columna Prada-Rovira han dado un golpe de mano por el vértice Basurero, consiguiendo los objetivos designados por el mando […] Closing Quote

3-16 de enero de 1.936: tercera ofensiva de la carretera de la Coruña

En el último intento de los soldados nacionalistas de cortar la carretera de La Coruña consiguen llegar al kilómetro 13. La situación en el bando republicano llega a ser realmente desesperada, se han producido algunas desbandadas que han puesto en peligro el frente. Caen la Cuesta de las Perdices, Pozuelo, Majadahonda y Las Rozas. Madrid está a punto de ser tomado.

Sin embargo se dan acciones verdaderamente heroicas por parte de los Internacionales y del resto de fuerzas republicanas. Este heroísmo tiene consecuencias: el frente no se rompe y se detiene finalmente frente al Monte del Pardo, que no llegará a ser tomado pese a estar en los planes de los sublevados. La otra consecuencia es la terrible sangría que se produce, esta vez, como ya va siendo costumbre tras la acumulación de experiencia bélica entre los milicianos, más equilibrada entre los dos bandos.

4 de enero de 1.937: rectificación del frente de VillaVerde

tropas republicanas en villaverde bajo

Avance de las tropas leales por VillaVerde Bajo Fuente: Archivo Rojo, Ministerio de Cultura

Aunque los frentes en Madrid se van estabilizando, el de VillaVerde no es del todo sólido. En VillaVerde Alto, se encuentran las tropas nacionalistas que han fortificado contundentemente la posición como base para los ataques contra Madrid; el pueblo es ahora un lugar relativamente tranquilo. Sin embargo las tropas de Tella se desparraman ineficazmente por la campiña de VillaVerde Bajo según se desplazan por el este hacia el río Manzanares, zona controlada por la 1ª Brigada Mixta de Líster, que tiene su retaguardia en plena formación en el Parque Lineal. La zona es propicia para un contraataque republicano que expulse a las fuerzas marroquíes de las humildes casuchas esparcidas por la parte baja de VillaVerde y les obligue a un repliegue hacia el fortín que es el pueblo de VillaVerde.

tropas republicanas en villaverde bajo

Toma de las casas de VillaVerde Bajo por las tropas de Líster Fuente: Archivo Rojo, Ministerio de Cultura

Al amanecer, la 1 Brigada Mixta de Líster ataca con dureza posiciones de VillaVerde Bajo, para tomar casas de campo aisladas ligeramente del pueblo. Tras la acción, que parece totalmente exitosa, se fortifican las posiciones.

Estos eficaces golpes de mano tratan de fijar al ejército nacionalista en sus posiciones de VillaVerde Alto, acción que llevará a cabo el Batallón Líster de manera muy eficiente, ya que las lineas apenas se moverán ya en lo que queda de guerra. Con la fortificación de las últimas casas de VillaVerde Bajo se consolida el dominio republicano de lo que hoy son los barrios del Espinillo y parte de Los Rosales.

En la publicación del 5º Regimiento “Milicia Popular”, se detalla el movimiento bélico, con cierto aire pueril que recuerda a unas maniobras en el campo.

Son las siete de la mañana. Continuos cañonazos nos demuestran que el día comienza con una gran actividad […] Ha llegado la hora – la artillería ha cesado -. Con gran disciplina la 4ª compañía hace el despliegue. ¡AL ATAQUE! Emoción. Se avanza. Van cantando la “Joven Guardia”. Los objetivos son difíciles; se llega a campo descubierto. Las primeras bajas – algunos oficiales de Compañía – […] Se conquistan las primeras casas. La labor de la artillería ha estado acertadísima; vemos sus efectos. […] (Se fortifican las posiciones) […] La necesidad les exige dar el último ataque por la noche […] El día nos ha parecido muy corto. (F. González, 1ª Brigada Mixta)Closing Quote

Milicia Popular

El parte de guerra republicano destaca también el combate en VillaVerde Bajo:

En el quinto sector, la 1 brigada del comandante Líster ha ocupado varias casas del pueblo de VillaVerde Bajo presionando fuertemente al enemigo, al que se le han hecho muchas bajas.Closing Quote

6 de enero de 1.937: Rafael Alberti y José Alcalá Castillo en VillaVerde

milicianos en trincheras - refugio

Milicianos en las trincheras de las afueras de Madrid. Revista gráfica Estampa, 05/12/1936. Al pie de la foto el siguiente texto: “CADA HOMBRE, UN HOYO. En las afueras de Madrid, donde se construyen las fortificaciones, podéis encontrar a un viejo que no se mueve de allí en todo el día. Llegan grupos de obreros, se marchan brigadas enteras, y él se queda allí cavando con su azadón de lata. A veces, medio endereza el esternon y repite su estribillo: – Esas trincheras son un disparate. Cada hombre debe hacerse un hoyo, como yo me hago el mío. Uno sólo se entiende mejor. La fila de trincheras se alarga en un linea de kilómetros. Pero el hoyo del viejo trapero está allí solo y distinto. Y el viejo guardándolo, perfilándolo, retocándolo con su azadón mellado…”

El 4 batallón de la 1ª Brigada Mixta formado por gallegos debe desplazarse al sector de la carretera de La Coruña. Allí la situación en estas fechas es casi desesperada y el frente amenaza con romperse en cualquier momento. Madrid está de nuevo al límite del colapso militar. La Junta de Defensa decide sacar fuerzas de VillaVerde, de la zona del Parque Lineal, así como de otros lugares del frente madrileño, para taponar la nueva brecha. Los combates allí volverán a ser durísimos y la resistencia de los recién llegados evitará de nuevo que Madrid sea tomada. Diez días después la situación será estabilizada en el frente de la carretera de la Coruña. Madrid puede volver a respirar con cierta tranquilidad si no fuera por los bombardeos diarios de la aviación alemana y del castigo constante que ejerce la artillería nacionalista desde el Cerro Garabitas y desde el Cerro de los Ángeles.

Pero volviendo a la noche de Reyes, en algún lugar de VillaVerde Bajo, del Parque Lineal, los ánimos de los milicianos que han de partir al día siguiente, están en horas bajas. Mañana deben irse con urgencia hacia un frente que se desmorona por momentos, allí les espera un destino incierto. Para ayudarles a evadir la mente, el comisario políticoSantiago Álvarez organiza un pequeño acto e incluso ha conseguido que se acerque a VillaVerde Rafael Alberti. [BM2]

Al batallón se va a incorporar José Alcalá Castillo, hijo deNiceto Alcalá Zamora, primer presidente de la II República ahora en el exilio voluntario. José es comunista. Es el pretexto idóneo para montar un pequeño acto, medio festivo y medio político, tan frecuente en el 5º Regimiento del que procede Enrique Líster, que solía de esta manera elevar la moral de las tropas.

La reunión, seguramente en el puesto de mando del Parque Lineal, se convierte en un acto que sirve para distraer a los soldados y romper la sucia rutina de la guerra. Intervienen varios representantes de la Brigada, José Alcalá y el propio Alberti. En esta ocasión, como es habitual en él, Líster también ofrece un discurso al auditorio. Paredes de adobe, de piedra de yeso, con los techos volados por efecto de los bombardeos, a la luz de lámparas de aceite o de simples velas, son un escenario acorde con los tiempos de penuria.

La publicación del 5º Regimiento recoge el hecho:

incorporación a la 1 brigada de josé alcalá castillo

Anteayer tuvo lugar el acto de incorporación a la 1ª Brigada Mixta, que manda el comandante Líster, de José Alcalá Castillo […] Después que hablaron varios representantes de la Brigada, hizo uso de la palabra José Alcalá Castillo, que saludó a la Brigada, a su comandante Líster y a todos los combatientes […] Seguidamente habló el jefe de la 1ª Brigada, comandante Líster:

[…] Abandona comodidades y una vida buena para venir a nuestro lado. Agradecemos en lo que vale la acción de un hombre libre […] Si no pudieron con nosotros cuando no éramos más que grupos, ahora que tenemos una fuerza armada disciplinada, monolítica, no vencerán. Ahora no. No tendrán la moral que tiene el Ejército popular que lucha por una causa justa, que lucha a las órdenes del Gobierno del 16 de febrero […]

El acto terminó con vivas al Gobierno del Frente Popular, a la 1ª Brigada y a su comandante-jefe, Líster, cantándose fundamentalmente “La Internacional”.Closing Quote

Milicia Popular

Referencias y bibliografía

[L1].- Líster, 1.966
[S1].- Sociedad Benéfica de Historiadores Aficionados y Creadores (S.B.H.A.C.)
[SR1].- Luis Suárez Fernández, Octavio Ruiz Manjón-Cabeza, 1.981
[M1].- Modesto, 1.969
[BM1].- J.M. Reverte, 2.004
[BM2].- J.M. Reverte. El autor nos relata con cierto detalle la visita del poeta Rafael Alberti a VillaVerde, sin embargo no hemos encontrado otra referencia que lo acredite.
[BM3].- J.M. Reverte. Entrevista del autor con quien probablemente lo vivió, Lázaro Somaza (p. 163)
[BM4].- J.M. Reverte. Cita pag 296.