Rarezas ornitológicas en el río Manzanares (II de II)

Ánades reales

Ánades reales

Animado por las sorpresas qué me deparó la ruta qué realicé desde la Cuesta de San Vicente a Legapzi, el pasado 30 de Abril completé el tramo qué me faltaba para recorrer en el Parque Lineal del Manzanares hasta las vías de AVE, colindando con Perales del Río, en Getafe. Esperaba añadir nuevas especies qué no vi en la anterior ruta, y volver a casa con alguna sorpresa zoológica.

En esta segunda entrega salimos del parque urbano para adentrarnos en el campo de la periferia madrileña, muy afectado por la presión urbana y en la que sin embargo, con un poco de observación, encontraremos especies que ni imaginábamos podrían estar ahí.

En esta ocasión la ruta comenzó donde acabó la anterior, a la altura de la Plaza de Legapzi. Esta es una zona muy urbanizada, y la poca fauna qué se ve es la típica de todos los parques urbanos, muy escasa con especies cosmopolitas como gorriones comunes, urracas y mirlos comunes.

En torno a la calle de Camino de Perales, donde hay una de las numerosas presas del Manzanares, la cosa empezaba a animarse con variopintas especies.

Palomas torcaces

Palomas torcaces

Enormes bandadas de palomas torcaces, gorriones molineros y estorninos negros pastaban literalmente en las praderas de césped en busca de insectos y semillas para calmar su incesante apetito. Es sintomático el caso de las palomas torcaces qué han aumentado su población urbana de manera exponencial donde encuentra suficiente alimento y donde no se las caza, lo qué hace qué cada vez sean más frecuentes grandes bandos a los qué se suman, las palomas invernantes qué llegan del norte de Europa.

A partir de la presa el Manzanares cambia radicalmente de paisaje, y se conservan interesantes sotos, con antigua vegetación clímax, antes de su exhaustiva explotación. Así, tarayes, sauces, chopos, álamos y olmos ofrecen un magnifico refugio para la numerosa fauna alada del parque. Y aquí iba a surgir la primera sorpresa de la tarde.

Junto al paseo peatonal vi como se movía un pequeño pajarillo con unos colores muy llamativos. Rápidamente cogí mis prismáticos y enfoqué hacia él para salir de dudas. Y, ¡premio!, un bonito ejemplar de colirrojo real. El segundo qué veía en todos mis años de salidas pajareras. Una pena qué se fuera tan fugazmente, y no me diese tiempo a echarle una buena foto.

Pero este sabor agridulce se pasaría pronto pues empecé a oír unos cantos qué me resultaban familiares. Cuando enfoqué los prismáticos a un árbol sin hojas, pude deleitarme unos cuantos minutos con la bella silueta de un abejaruco.

Abejaruco europeo

Abejaruco europeo

*** (Abejaruco europeo).

Es un ave muy frecuente en el entorno del Parque del Sureste y el Parque Lineal. Lo podemos observar en cantiles, dehesas, y taludes de río. Lo qué me llamaba la atención es verlo en una zona del parque muy frecuentada, con mucha gente y en un espacio tan abierto y en un entorno tan urbanizado.

Volví a la zona del cauce del río en busca de alguna acuática más para apuntar a la lista.

Mientras hacía una barrida con los prismáticos, me quedé un rato observando un numeroso grupo de ánades reales, y tras ellos pasó una pequeña bala negra y blanca qué se posó en una zona de limos.

Allí pude comprobar qué se trataba de un andarríos chico. Con su pico peinaba la zona de limos del río en busca de algún insecto o crustáceo.

Andarríos chico

Andarríos chico

Poco después me aproximé a una zona de arbustos para buscar paseriformes y poco a poco fueron apareciendo verderones comunes y verdecillos, parajillos de colores verdes muy llamativos y con unos cantos muy melodiosos qué hacen la delicia de cualquier amante de las aves.

En la zona del Caja Mágica continúa el bosque galería muy denso, y allí oía el canto del ruiseñor bastardo y del ruiseñor común, aves muy fáciles de distinguir por su canto, pero qué se camuflan relativamente bien, y a pesar de varios intentos, me tuve qué conformar con oír sus trinos tan característicos.

El trayecto desde la Caja Mágica a la zona de Villaverde Bajo no deparó especies interesantes, y sume a la lista un par de tórtolas turcas, aviones comunes, y numerosos conejos.

Decidí cambiar de ambiente y crucé el puente qué acaba bajo el túnel de la A-4 en Villaverde Bajo, para cruza a la otra orilla del río y acercarme a la zona de las huertas.

En esta zona del cauce hay una mezcla de paisajes como zonas de barbecho, bosque galería y huertos qué haría qué apuntase alguna especie nueva a la lista.

Y efectivamente, por cosas del azar, un pequeño carbonero garrapinos piaba incesantemente desde el tronco de un sauce llorón.

Y sin descanso, se me apareció junto a un arbusto, otra de las sorpresas de la tarde. Un interesante ejemplar de papamoscas cerrojillo.

Papamoscas cerrojillo

Papamoscas cerrojillo

En primavera, se ven numerosos ejemplares en el Parque Lineal en su paso prenupcial. Fácilmente distinguible por sus inconfundibles colores blanco y negro, la hembra es tiene el plumaje más apagado, con un color tirando a marrón claro.

Después de este magnífico momento, giré mis prismáticos hacia la zona de los cantiles junto a las vías del AVE, a ver si podía ver alguna especie nueva. Lo primero qué vi sobrevolando estas formaciones geológicas tan interesantes, fueron dos ejemplares de cigüeña blanca, tan abundantes en esta zona de Madrid. Tras ellas, una silueta inconfundible llamó mi atención: un enorme milano negro revoloteaba buscando algún conejo qué llevarse al pico.

Asustadas ante la silueta de este depredador alado, un grupo de grajillas se apresuró a esconderse en una cavidad de los cantiles.

Seguí mi camino observando las numerosas cajas nidos qué se han colocado en las márgenes del Manzanares para qué las usen pequeños pájaros insectívoros como carboneros comunes o herrerillos. No tuve fortuna esta vez, así que proseguí el margen del río hasta el final del circuito ciclista.

Allí junto a la desembocadura de un colector pude ver una importante concentración mixta de ánades reales y golondrinas comunes, algunas de ellas descansando en una barandilla de un puente.

Golondrinas comunes

Golondrinas comunes

Y entre tanto ánade real, una sorpresa qué esta vez no era una ave. Un galápago leproso.

Una especie muy amenazada en el parque por la introducción de su competidora la tortuga de Florida. Al principio pensé qué se trataba de esta última especie, pero al mirar con los prismáticos, despejé todas mis dudas. Una alegría qué aún queden especímenes en el castigado Manzanares.

Subí al puente qué cruza a la estación eléctrica para tener una mejor visión de la zona de Perales del Río y los cantiles de la zona de las vías del tren.

Junto a un árbol apunté dos especies más, pinzón vulgar y el curioso mito, apodado como “pájaro chupa chus” por su característica forma, redondeada y acabada en una cola muy larga.

Después de 4 horas de camino decidí regresar a la estación de cercanías de Villaverde Bajo, y justo al emprender mi camino de regreso, un espécimen de agateador común me daba el adiós a esta jornada pajarera tan productiva.

Estas dos rutas qué realicé por el Parque Lineal ponen de manifiesto la riqueza natural qué aún atesora el castigado río Manzanares.

Aplicando algunas medidas de protección y restauración de ecosistemas degradados se podía conseguir qué más especies, alguna de ellas amenazadas, hagan del Manzanares su hogar y su refugio.

Os animo a qué salgáis a practicar esta modalidad de turismo tan interesante como es el “birdwatching” o turismo ornitologico.

Os podéis llegar a sorprender, lo qué os puede ofrecer un parque, en un entorno tan urbanizado como la ciudad de Madrid.

¡Felices avistamientos!

8 thoughts on “Rarezas ornitológicas en el río Manzanares (II de II)

  • Enhorabuena, Rafa, por esta mini-serie “pajarera” con la que nos has sorprendido a todos.
    Para la mayoría, es complejo distinguir la enorme variedad de aves que nos rodean a los que tenemos la suerte de vivir junto al Parque Lineal del Manzanares.
    Creo que con el debido tiempo aprenderemos a hacerlo gracias a esfuerzos como el tuyo.
    Veo con sorpresa que en tu “viaje” por el Parque Lineal, te apeas al llegar al Tramo 3, sin duda el más apasionante y el que a los puristas en la nomenclatura llaman un trozo del “Regional del Sureste”. Cuenca baja de nuestro Manzanares, en cualquier caso, madre de todo lo que es algo en Madrid.
    Bueno, ahí lo dejo, tal vez sea el momento de darnos un garbeo en busca de esos pájaros, si me permites el símil aeronáutico, “de superioridad aérea”. Milanos, águilas culebreras, cigüeñas,… y un buen número de especies que seguro sabrás descubrirnos.

  • Muchas gracias por tu comentario Vicente.
    Sabes qué soy un apasionado del Parque del Sureste. Animo a todo el mundo a qué conozca las riquezas naturales del Parque Lineal, qué son muchas e interesantes.
    Os emplazo a hacer una ruta en Otoño, para ver más especies, en un paseo muy agradable.
    Un cordial saludo y nos vemos en próximas rutas.

  • Chulisimo el reportaje Rafa, contigo se aprende y espero que sigas enseñandome cosas sobres las aves, continuo buscando el insecto de las malvas.
    Enhorabuena por tu trabajo.

  • Extraordinario Rafa, la verdad que para observar aves no es necesario alejarse mucho de Madrid, una de las ciudades con mas foresta de España, donde las aves encuentran cominada y se sienten protegidas.
    Con reportajes como el tuyo aprendemos y nos damos cuenta la diversidad de especiees que tenemos. Me ha gustado mucho.

  • Gracias Juanra. Gracias Pablo. Estais invitados a la próxima. Es chocante que en una región como Madrid tan urbanizada y con tan alta densidad de población a tan sólo 30 kilómetros estemos rodeados de ecosistemas tan ricos en fauna como llanuras cerealistas, dehesas, o zonas de montaña. En municipios aledaños a la gran urbe podemos observar especies tan amenazadas como el águila imperial, avutardas, halcones peregrinos, buitres negros o águilas perdiceras. En Otoño tenemos qué repetir la visita de hace unos años qué hicimos al Soto de las Juntas y qué tan productiva fué. Estaré muy gustosos de llevaros como aquella vez, aunque antes tenemos qué coincidir en más salidas. Un saludo y agradezco vuestra buena acogida del artículo.

  • Hola, soy una estudiante de Ciencias Ambientales en la Universidad Autónoma de Madrid que esta realizando su Trabajo de Fin de Grado sobre El Paisaje de la Vega del Tajuña, concretamente en los municipios de Morata y Perales. Recopilando información he ido a parar vuestra web, la cual me ha sido de gran ayuda para ponerme al día sobretodo en materia del patrimonio y las rutas existentes que albergan estos pueblos.

    Os pido un favor, tanto a vosotros como a los lectores que lleguen a leer este comentario y es que relleneís o en su defecto difundais a ciudadanos de Morata y Perales de Tajuña la encuesta que aparece en este link: https://docs.google.com/file/d/0BxDUzWDnkeM7cXRjNjJJY1ZGWHc/edit?usp=sharing

    Solo tendríais que descargarla (botón de la flecha a la izquierda), rellenarla, guardarla y reenviarmela al siguiente correo: encuestas.paisaje@gmail.com. No lleva más de 5 minutos y de verdad que me sería me mucha ayuda contar con vuestra opinión.

    El objetivo principal de esta encuesta es conocer la percepción de los ciudadanos de Morata y Perales sobre el paisaje de sus municipios. Les estaría muy agradecida y quién sabe, si tiene mucha repercusión puede que sirva en un futuro cómo guía para conservar el paisaje de la vega.

    Un saludo y gracias anticipadas,
    Celia.

Responde a mario carreras Cancelar respuesta

Introduce tus datos. Tu email nunca se mostrará. Los campos marcados con * son necesarios.